sábado, 16 de julio de 2011


No me hables demasiado, ni tampoco rápido.
Las palabras son "aire" que no pesa para ti, pero pueden ser una carga muy pesada para mí.
Muchas veces no son la mejor manera de relacionarte conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada