jueves, 14 de julio de 2011

Carta de un Pequeño con Autismo


Hoy es un día como todos, no es bueno ni malo; simplemente es un día más.

Allí la veo a ella, me toca y me despierta…

Se ve, ¿cómo es que dicen? Ah, apurada. Me viste, e intenta comunicarse conmigo. Realmente no la entiendo.

Aquí estoy en esto que llaman “colegio”, hay personas interesadas en mi. Me tocan porque según me cuesta mucho tener sensibilidad a las caricias, me levantan la cara; mírame –me dicen-.

Hay una que me hace repetir una y mil veces las mismas palabras, si mal no recuerdo la llaman Terapeuta de Lenguaje…

Hay otra que supuestamente debe cuidar algo que llaman transferencia, y a pesar de que juega conmigo, no logra vincularse..Creo que la llaman Psicóloga.

-Entran…Salen…me tratan como objeto, pero ¿por qué?..¿Por qué no me ven?, ¿No me escuchan?..No entiendo, yo les estoy hablando... ¿Qué sucede que no me escuchan??.

¿GRITOOO?????, ¿TENGO QUE GRITAAAARR????

Aquí estoy, y no me ven,

No me escuchan,

No me hablan sino para hacerme evaluaciones.

Ah! Es que no saben que estoy escondido, porque quiero que me encuentren..

…-Solo estoy jugando-…

Ella llora, se desespera, grita, se entristece…

¿No me ves?

Ella se siente culpable,

Ella es mi mamá…

¿Por qué te cuesta tanto encontrarme mami?, te diré algo…

Aquí voy a estar, dentro de mí: guardado y escondido.

Esperando finalmente el día en que tu también te escondas, y allí puedas encontrarme…

No sé por qué soy tan famoso, ya hasta le colocan nombre a mi juego, lo llaman AUTISMO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada