jueves, 14 de julio de 2011

Carta de un Niño con Autismo a su Madre.


Siempre he sido algo distante, mi vista difícilmente hace contacto con la tuya, pero no te preocupes, no necesito mirar tus ojos para conocer tu alma porque tu bondad es la que me permite vivir día tras día.

Si lloro no es porque esté triste es el dolor de mi cuerpo que a veces ni yo comprendo, pero más me hiere ver tu cara al sentirte impotente. No te preocupes, tu compañía es mi mejor medicina.

No he conocido persona más valiente en mi vida, capaz de enfrentar a la sociedad entera, luchando por mejorar mi calidad de vida aunque en detrimiento de la tuya.

Tu fé en mí es fuente de inspiración para nuesta familia, maestros, médicos y todos aquellos que luchan por encontrar una cura a este extraño síndrome, para los que crean leyes e instituciones dirigidos a mi cuidado y protección o aquellos que simplemente me aceptan como soy.

Te quiero porque comprendes mi mal, creyendo que no por eso soy menos, sólo que mi camino es más difícil y necesito de todos para vivir dignamente.

No sé escribir, hablo poco, o nada pero creo que no es necesario decir "te quiero", porque mi amor por tí es algo que tú y yo sabemos, sentimos y no es necesario comunicarlo con palabras como lo hace la gente, simplemente es un sentimiento tan grande que no basta con decirlo o escribirlo, sólo hay que sentirlo.

TE AMO

Autora: Valeria Bereniz Ramos Barba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada